Decorar · Repetición y contraste


Foto: Ingerstedt
La repetición del estampado, con variaciones de tamaño, crea armonía en esta viñeta.


Foto: Revista AD
La alfombra, el cojín, las patas de las mesas, los taburetes, la estantería al fondo, los cables de las lámparas... las líneas negras se repiten en toda la habitación creando continuidad y ritmo.


Foto: Revista AD
La repetición de los estampados de rayas se contrarrestan con el contraste en los colores. Las líneas verticales en el cubrecama y los cojines llevan tu vista hacia el punto focal, la fotografía sobre la cama (que, por cierto, no es de rayas pero sí abundan las líneas rectas). El retrato en un marco ovalado y las lámparas contrastan con las líneas rectas predominantes.


Foto: Revista AD
El contraste lo cren los tres estampados diferentes, pero el rojo, que se repite en todos ellos es una línea de continuidad. También las flores, que se repiten en la alfombra, cojines y los pequeños jarrones encima de la cama.


Foto: Inside Out
La forma redonda del espejo se repite en la alfombra y en la lámpara. La limitada paleta de color y el minimalismo también contribuyen a que el espacio resute calmado y armonioso. El contraste lo ponen la abundancia de texturas y la mezcla de estilos.


Foto: My Domaine
Muy poca gente se atrevería a adoptar un look así de maximalista en su casa. El resultado es impactante pero elegante gracias a la abundancia de la repetición: se repiten los colores (blanco y negro), se repiten las rayas y se repiten las líneas geométricas, rectas y simples tanto en accesorios como en los muebles.


Foto: Style by Emily Henderson
La repetición se da también en los pequeños detalles. Mira como la melena de la chica en la foto se repite en el arreglo floral.


Foto: Revista AD
En esta preciosa zona de trabajo se contrastan colores y estilos. La silla y la pieza de arte se conectan con la repetición de líneas negras sobre un fondo blanco. Los detalles dorados en la silla, la mesa y la lámpara son otro punto de conexión que se repite en el dorado del espectacular aplique sobre el espejo. Estos pequeños detalles ayudan a que una decoración que podría resultar caótica y desconectada resulte armoniosa y tenga sentido en su conjunto.


Foto: Small Shop Studio
La simetría y la repetición de colores y formas hacen que este espacio maximalista resulte armonioso. El estampado de leopardo en los bancos a los pies de la cama se repite en formato abstracto en el cuadro principal sobre el cabecero. El blanco, el negro y las formas rectangulares se repiten en toda la habitación, creando un hilo conductor. El tono de la madera del cabecero se repite en los marcos e incluso en el estampado de leopardo y, por último, el rosa se repite en dos cuadros, de forma que ningún elemento queda desconectado, al mismo tiempo que se consigue un look fresco y poco forzado.


Foto: Apartment Therapy
Los "garabatos" que decoran las distintas piezas de cerámica se repiten en la ilustración.


Foto: Bright Lab Lights
El cuadrado amarillo del marco se repite con el cuadrado amarillo que es el cojín, uniendo la silla con la pieza de arte sobre ella.


Foto: Decorar una casa
El blanco, el negro y el blanco se repiten en todo el espacio, igual que las líneas simples. La variedad de estampados añade un toque de contraste e interés.


Foto: Eve Wilson
Los rombos, los colores y el estilo étnico hacen que esta butaca y esta alfombra estén hechas la una para la otra. Los cuadros y el armario de formas rectas y simples contrastan con estas piezas de acabado más rústico.


Foto: Apartment Therapy
Otro ejemplo de repetición sutil, este cojín y el cuadro que tiene detrás con sus formas redondas y casi caleidoscópicas. Los colores rojos y amarillos también se repiten sobre una base blanca y negra.


Foto: The Makerista
En este espacio minimalista, se logra el contraste con la combinación de estilos y acabados. La repetición del color negro en todo el espacio, junto con las formas esféricas en las tres lámparas y el frutero sobre la mesa hacen que el espacio tenga coherencia.


Foto: Coco Kelley
Otro caso de repetición de rayas: la alfombra, la manta, los cojines y los cuadros.


Foto: Smart Furniture
La paleta de colores marrones, bronces y rojizos, junto a la repetición de estilos en la estructura de la lámpara, la silla y el animal en la pared hacen que este comedor se perciba como una unidad. La alfombra, la pieza de arte y la plantas rompen esas formas geométricas tan duras para aportar un poco de contraste con formas orgánicas.


Foto: Simply Seductive
El encanto está en los detalles, ese cuadro blanco y negro se replica en la pequeña maceta.


Foto: Abigail Ahern
Esta habitación es muy interesante porque está repleta de contraste (texturas, estilos, acabados, formas) pero la paleta de color la mantiene coherente. Los tonos beige y marrones se reiten en toda la habitación. El cuadro, que es el punto focal, escapa a esa paleta de color, pero al añadir toques de negro en lámparas, candelabros, ilustraciones, libros... se establece una unión entre el cuadro y el resto de la habitación.


Foto: Yatzer
En esta viñeta hay contraste de estilos: esa lámpara antigua en un acabado rústico sobre ese mueble moderno de cristal, el marco dorado de madera junto a la fotografía en blanco y negro en un marco contemporáneo... La repetición de los colores negro, gris, verde y naranja es lo conecta las piezas.


Foto: Flodeau
Los toques de azul cielo se repiten en ambas habitaciones, conectándolas. También se repiten el estilo mid century, que contrasta con el estilo arquitectónico del piso.


Foto: My Domaine
En esta habitación minimalista, el interés lo traen el contraste de texturas (esa vieja puerta de madera junto a esa suave manta es amor puro). También hay un costraste de formas, el cilindro de la mesilla de noche, los ángulos del pequeño marco, la forma orgánica de las ramas... La paleta de color en blanco y marrón establece la unión.


Foto: Luis Laplace
El cilindro de la lámpara se repite en el pie de la mesa y el cojín del banco junto a la ventana. También se repiten los acabados brillantes en la puerta, el cristal de la mesa y la madera de la pared. El terciopelo del banco se repite en la alfombra de pelo corto. En conjunto los materiales de alta calidad y las formas geométricas establecen el hilo conductor. El punto de contraste lo pone la paleta de color.


Foto: Sfgirlbybay
En esta viñeta, la forma cuadrada del marco se repite en el mueble y en el pie de la lámpara. La paleta de color se mantiene en los mostaza, marrones, verdes y negros. Se repiten los colores lisos, no hay estampados, y también se repiten el uso de la cerámica. La lámpara de cristal aporta el toque de contraste. También las formas redondeadas de las piezas de cerámica, que contrastan con las formas cuadradas del resto de elementos.