Punto focal


Foto: The Lilypad Cottage
El papel pintado convierte esta pared en un punto focal.


Foto: Una pizca de hogar
La ventana es un punto focal en esta habitación. Para resaltarlo todavía más, se ha pintado un trozo de la pared amarilla, que dirige tu mirada hacia la luz. Si volvemos la vista hacia el sofá, tenemos un segundo punto focal, el cuadro sobre él, cuyos colores se repiten en los cojines.


Foto: Rue Vintage
En esta habitación decorada en tonos neutros, un cabecero de color se lleva toda la atención.


Foto: Eclecchic
Un punto focal no tiene por qué ser siempre la pieza de mayor tamaño. En esta imagen, la vista se va automáticamente al pequeño cuadro del señor con bigote, ya que se sale completamente de la paleta de color que se maneja en el resto de la habitación. La butaca, en ese tono caramelo, también se sale de la paleta de color y funciona muy bien con los colores del cuadro. Para evitar que la butaca y el cuadro compitan por llevarse la atención, se cubre una parte de la butaca con esa mantita blanca, que replica el color y textura de la alfombra.


Foto: Gravity
Una de las formas más fáciles y rápidas de crear un punto focal es pintando una pared de color. Esta pared de color berenjena funciona muy bien con los colores neutros del resto de la habitación.


Foto: My Domaine
Cuando tienes un ventanal espectacular, lo natural es dejar que sea el punto focal. En este caso, se ha dejado al ventanal brillar colocando una lámpara semitransparente que no interrumpe las vistas.


Foto: This Sold House
Otro ejemplo de cómo el papel pintado se puede convertir en el protagonista. Un estampado tan llamativo en un espacio tan pequeño se contrarresta con una paleta de color muy lmitada: morado, blanco y algunos toques de dorado.


Foto: Domaine Home
En este salón de espíritu maximalista, han creado un punto focal con ese cuadro abstracto XXL. A pesar de que la habitación está llena de objetos, texturas y estampados, estableciendo un punto focal y manteniendo la paleta de color limitada, se crea una jerarquía. No se percibe una habitación caótica.


Foto: Decorar mi casa
En esta habitación neutra el maxicuadro de colores es el punto focal principal. La alfombra, que replica los colores del cuadro, sirve para dar continuidad y no dejar al cuadro como el único elemento "discordante" de la habitación.